cenejyd

UE condena represión contra la prensa y sociedad en Nicaragua

El Consejo de Ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) condenó hoy la represión contra la prensa y la sociedad civil, además del uso de leyes antiterroristas para reprimir opiniones contrarias al gobierno de Nicaragua presidido por Daniel Ortega

“Las recientes medidas dirigidas contra organizaciones de la sociedad civil y medios de comunicación independientes suponen un nuevo golpe para la democracia, los derechos humanos y las libertades civiles que agrava la crisis política y social”, dijo una declaración de los cancilleres de los 28 países integrantes de la UE.

“La UE condena con firmeza la represión de la prensa y la sociedad civil y el uso de leyes antiterroristas para reprimir opiniones discrepantes en Nicaragua. La cancelación en el registro oficial de varias organizaciones de la sociedad civil y las redadas ilegales contra medios de comunicación independientes”, señaló.

Además la UE apoya “los esfuerzos regionales para garantizar que se rindan cuentas por todos los delitos cometidos desde abril de 2018, independientemente de quienes sean sus autores, la UE lamenta la suspensión del Mecanismo Especial de Seguimiento (MESENI) y la finalización del mandato del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GEIE) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)”.

La UE pidió al Gobierno de Nicaragua, que encabeza Daniel Ortega, “que coopere de forma constructiva con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), sus órganos y el Grupo de Trabajo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), para garantizar condiciones necesarias para su correcto funcionamiento y permita el retorno de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACDH)”.

“No es posible una reconciliación mientras no se establezca un diálogo nacional transparente, integrador y constructivo entre todas mientras no se establezca un diálogo nacional transparente, integrador y constructivo entre todas las partes implicadas y mientras no haya justicia para todas las víctimas”, consideró.

La UE destacó que “la única manera de abordar la crisis actual y responder a las apremiantes necesidades y aspiraciones del pueblo nicaragüense es iniciar un diálogo y una negociación verdaderos, que incluya la adopción de reformas electorales con el fin de garantizar unas elecciones dignas de crédito que se ajusten a las normas democráticas internacionales”.

Instó al gobierno nicaragüense “a reanudar un proceso de diálogo significativo y orientado a los resultados, y se muestre dispuesta a respaldar una mediación aceptable para todas las partes interesadas y las reformas electorales”.

La UE también pidió a las autoridades poner fin a la represión de manifestaciones públicas, periodistas y medios de comunicación independientes, así como organizaciones de la sociedad civil; además de garantizar la seguridad física de sus miembros, respetan las garantías procesales y garantizar un trato justo.

Subrayó su disposición a hacer uso de todos los instrumentos de actuación de que dispone para encontrar una salida pacífica y negociada a la crisis actual, así como responder a cualquier deterioro de derechos humanos y del Estado de Derecho.

Desde el pasado 18 de abril cuando estalló la crisis en Nicaragua han muerto más de 400 personas, en su mayoría opositores pacíficos, a causa de la represión gubernamental, además de cientos de detenidos y encarcelados acusados del delito de protestar contra el gobierno, según organismos internacionales.

Tomado de Notimex

Comparte