cenejyd

Organizaciones reconocen al gobierno por Registro Nacional de Fosas

Ciudad de México. Organizaciones de la sociedad civil y el Programa de Derechos Humanos de la Universidad Iberoamericana reconocieron que el gobierno federal haya presentado el primer Registro Nacional de Fosas Clandestinas y Comunes, al igual que haya aceptado que existe una crisis en el tema de desapariciones en el país.

Luego de la presentación de ese registro, efectuada este martes por el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, en el marco de la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, ls Ong y la instancia académica señalaron que ese paso representa un avance en el cumplimiento de las obligaciones para el Estado establecidas en la ley en materia de desapariciones.

En un pronunciamiento conjunto firmado por el Programa de Derechos Humanos de la Ibero, y organizaciones como Data Cívica, la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de Derechos Humanos, la Oficina para México y Centroamérica de Artículo 19 y el Human Rights Data Analysis Group, recordaron que desde hace tres años han trabajado e investigado el tema de fosas clandestinas.

“Como consecuencia, contamos con información georreferenciada de sitios donde han sido localizadas fosas clandestinas durante el periodo 2007-2017. Además, hemos desarrollado una herramienta para poder identificar municipios con alta probabilidad de encontrar fosas clandestinas que aún no han sido localizadas en el país. Ponemos a disposición de las autoridades competentes del gobierno federal y colectivos de familiares la información y la herramienta mencionadas, para efecto de complementar los esfuerzos realizados por la administración federal para la búsqueda de personas desaparecidas”.

Hicieron siete recomendaciones para enriquecer el registro: incluir información de procuradurías o fiscalías estatales, de la Fiscalía General de la República, de la Secretaría de la Defensa Nacional, de colectivos de familiares en búsqueda y organizaciones de la sociedad civil; generar certeza en las cifras para generar confianza entre las familias de las víctimas; promover la participación ciudadana.

También garantizar la transparencia de la información estadística generada por la base de datos, así como de las metodologías de inclusión de información y validación de la misma; generar procesos que permitan conocer el contexto mediante el cual se está produciendo la información incluida en el registro; incluir dentro del mismo las definiciones de fosas clandestinas y fosas comunes para controlar los datos que se incluirán; y desarrollar un formato de registro para que las dependencias estatales y federales capturen de manera adecuada los hallazgos de fosas que se incluirán posteriormente.

Tomado de La Jornada

Comparte