cenejyd

Niños retornados de EEUU a Centroamérica y México corren doble peligro

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia advirtió este jueves del grave peligro que corre un millar de niños migrantes no acompañados retornados de Estados Unidos a México, El Salvador, Guatemala y Honduras, en el marco de la pandemia del coronavirus y llamó a todos los Gobiernos a cesar los retornos y deportaciones.

Esos menores, retornados de principios de marzo a la fecha, llegan a sus comunidades a enfrentar una falta de protección que se ha agudizado a causa del COVID-19. A ellos se suman 447 niños más retornados de México a los tres países centroamericanos.

A la amenaza que suponen las pandillas en sus países y que muchas veces son la razón por la cual emigraron, cuando regresan a casa, los niños sufren violencia y discriminación porque se les percibe como posibles portadores del coronavirus, señaló UNICEF.

“Esto significa que los niños retornados ahora enfrentan un riesgo doble y un peligro mayor al que los obligó a irse de sus comunidades. Nunca se les debe mandar de vuelta a una situación insegura”, subrayó la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore.

Miedo y estigmatización

La agencia señaló que la información pública limitada sobre las pruebas, tratamiento y protocolos de contención del COVID-19 en la región causan confusión y miedo entre los retornados y la población en general, además de que dan lugar a la estigmatización de los migrantes provenientes de Estados Unidos y México.

UNICEF ha recibido denuncias de comunidades en Guatemala y Honduras donde se prohíbe la entrada de personas o grupos provenientes del exterior para evitar el contagio. En otros casos, se ha amenazado violentamente a los retornados y los centros de recepción y tránsito de migrantes han sido atacados.

Tomado de ONU Noticias

Comparte