Nicaragua: los periodistas independientes son presos políticos

En 2008 comenzaron a percibir cómo el régimen iba mutando al abolir, prácticamente, la ley de participación ciudadana y desmontar el esfuerzo que la sociedad civil organizada y los ciudadanos habían logrado: construir políticas públicas a nivel local.

“Después vimos cómo el régimen de Ortega fue cooptando los espacios públicos, se adueñó de todo, de las alcaldías del país, son 153, y básicamente rompió el diálogo político con la sociedad civil”. Así lo afirma Edipcia Dubón, activista nicaragüense por la democracia y los derechos de la mujer.

No solo eso. El régimen de Daniel Ortega rompió relaciones con los organismos de cooperación internacional que empoderaban a los ciudadanos.

Luego de eso, vino “no solo el asfixie económico sino la aniquilación de la sociedad civil y la suspensión de la personalidad jurídica de 10 de las organizaciones más importantes del país vinculadas al tema de derechos humanos, a la defensa del medio ambiente y al empoderamiento tanto de mujeres como de jóvenes”.

Dubón sostiene: “Hoy, en Nicaragua, todo lo que tiene que ver con la palabra gobernabilidad, lo que tiene que ver con la palabra ciudadanía o formación de liderazgo juvenil es visto como fomentar un golpe de Estado”.

 

Tomado de Newsweek

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *