cenejyd

Los océanos, la cuestión de género, pérdida de biodiversidad y la seguridad alimentaria del planeta

El concepto de un «Día Mundial de los Océanos» fue propuesto por primera vez en 1992 en la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro como una manera de celebrar los océanos que comparten los países de mundo y nuestra relación personal con el mar, así como para crear conciencia sobre el papel crucial que los océanos desempeñan en nuestras vidas y las distintas maneras en que las personas pueden ayudar a protegerlos. Por aquel tiempo, el motivo de la celebración no era la contaminación como en la actualidad.

  • ¿Por qué son importantes los océanos?

Los océanos ayudan a regular el clima y el tiempo y proporcionan oxígeno y alimentos, así como otros efectos beneficiosos para el medio ambiente y para la sociedad y la economía en general. Por si no fuera poco entre un 50 y 80% de la vida en el planeta Tierra se encuentra bajo la superficie oceánica y en ella se albergan desde los organismos más pequeños del mundo hasta los más grandes e incluso habitan especies desconocidas para los humanos.

Los océanos actúan como pulmones del plantea. Proporcionan la mayor parte del oxígeno que respiramos. También son fuente de alimento y medicinas y parte fundamental de la biosfera.

  • La contaminación y su estrecha relación con la seguridad alimentaria del planeta

La «economía azul» del océano es eje central de la vida mundial: los productos del mar son la principal fuente de proteínas para al menos una de cada cuatro personas en le mundo, por lo que la creciente contaminación de los últimos años, pone en riesgo la biodiversidad marina y por ende, la seguridad alimentaria de todos los países que abastecen las necesidades de sus poblaciones.

En este sentido, no es novedad mencionar que los problemas de contaminación para los océanos en la actualidad es preocupante. Se estima que para 2050 habrá más plásticos en el mar que peces. Actualmente las cifras indican que 13.000.000 toneladas de plástico se filtran en el océano cada año, lo que provoca, entre otras daños, la muerte de 100.000 especies marinas cada año. A pesar de que la mayoría de los plásticos se supone que quedan intactos durante décadas o siglos después de su uso, los que se deterioran acaban convirtiéndose en microplásticos, y los peces y otros animales marinos acaban consumiéndolos; pasando de esta manera a la cadena alimentaria mundial.

Además, la presencia de los plásticos ha llegado a sitios insospechados, lugares como la zona más profunda de la fosa Mariana, que únicamente ha sido alcanzada por una persona en el mundo y donde se encontraron especies marinas nunca antes vistas. Expertos en el tema explican que la presencia de ese tipo de contaminantes en zonas tan recónditas se debe a su composición ligera, la cual les otorga una mayor capacidad de dispersión.

Y es que el 80% de los residuos, en su mayoría plásticos, que se encuentran en los océanos proviene de la tierra. Esta contaminación , además, produce otros residuos que son muy dañinos para la salud de las especies marítimas e incluso para la humana: los microplásticos.

  • El Océano y la cuestión de género

La celebración de este 2019 del Día supone una buena oportunidad para explorar la cuestión de género en la relación entre los océanos y el ser humano.

La edición del Día se centra en fomentar una mayor concientización sobre el océano y las cuestiones de género y en descubrir las posibles formas de promover la igualdad de género en actividades relacionadas con el océano, como la investigación científica marina, la pesca, el trabajo en el mar, la migración que se realiza por mar y la trata de personas, así como la formulación de políticas y gestión.

La importancia que tiene la igualdad de género, en particular para la conservación efectiva y el uso sostenible de los océanos, mares y recursos marinos, es un hecho cada vez más reconocido. Sin embargo, hay muy pocos datos e investigaciones sobre estos temas, y una acción concertada hacia la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas aún es necesaria en todos los sectores relacionados con el océano para alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 5, la igualdad de género.

 

Tomado del sitio web de las Naciones Unidas, Infobae y el Centro de Información de las Naciones Unidas

Comparte