cenejyd

Investiga Derechos Humanos excesos de policía de Cancún contra familia de sordomudos

La Comisión estatal de los Derechos Humanos ya investiga  la actuación de policías de Quintana Roo que, con el pretexto de realizar un operativo, destruyeron la humilde casa de una pareja de sordomudos en Cancún.

El organismo ya tiene información de lo que pasó, inició las primeras indagatorias, pero está en espera de que los afectados se acerquen a reforzar la denuncia, pero también existe la posibilidad de que un visitador se acerque a ellos.

El lunes pasado, elementos de la Policía Quintana Roo irrumpieron en dos viviendas de la región 96, para detener a tres presuntos ladrones, pero sin tener orden de cateo,

destrozaron una de las casas, en la cual habitaba una familia de sordomudos y que presenciaron tres menores de edad.

Fue alrededor de las 16:00 horas de este lunes cuando elementos de la Secretaría estatal  de Seguridad Pública, encabezados por sus principales mandos, ingresaron a la fuerza a una casa donde tenían reportes que vivían presuntos delincuentes.

Sin embargo, unos sujetos  al ver la presencia policiaca comenzaron a saltar entre las casas, por lo que los gendarmes, decidieron seguirlos, y al ver qué se habían metido a una vivienda de la zona, decidieron ingresar también con la fuerza, destrozando todo a su paso.

Los afectados ya solicitaron apoyo de la ciudadanía debido a que acabaron con sus pertenencias y su situación económica no les permite adquirir nuevas, pues además de su condición, tienen tres hijos.

Manuel e Isabel, son una pareja con discapacidad, a diario salen a ganarse el sustento para que sus pequeños hijos puedan cursar sus estudios y tengan lo básico de una vivienda.

Sin embargo, hace apenas unos días su situación se complicó luego de que policías municipales en un operativo para detener a peligrosos delincuentes, ingresaran a la vivienda y sin alguna orden comenzarán a acabar con todo lo que estaba a su paso.

En ese momento, los integrantes de la familiar tuvieron que resguardarse en el baño de su hogar, se abrazaron entre todos y se quedaron así hasta que se fueron los uniformados.

Al salir se llevaron la triste sorpresa de que su casa había sido destrozada desde el clóset hasta la lavadora y no conforme les habrían robado cascos y accesorios personales.

Es por ello que piden el apoyo de la ciudadanía para lograr recuperar un poco de lo que han hecho por años, pues ahora no cuentan ni con  puerta y ventanas.

Esta situación, preocupa a Manuel, pues el diario tiene que salir a laborar y regresa a altas horas de la noche, debido a que trabaja de intendencia en un hotel, por lo que pide el apoyo que lo ayuden a reparar un poco del grave daño que le hicieron los policías .

 

Tomado de Palco Noticias

Comparte