cenejyd

Inegi incluirá preguntas sobre discapacidad en el Censo 2020, organizaciones civiles lo consideran un logro social

Hace un año, el Instituto Nacional de Estadística (Inegi) provocó la inconformidad de organizaciones de Personas con Discapacidad (PcD) y la preocupación de organismos defensores de derechos humanos, al publicar su diseño del nuevo Censo de Población y Vivienda 2020 con una diferencia: las preguntas sobre discapacidad quedarían sólo en un cuestionario y no en dos, como en las ediciones anteriores.

En los censos de Población de los años 2000 y 2010, la batería de preguntas sobre discapacidad fue incluida en los cuestionarios básico y ampliado, sin embargo, el Instituto las excluyó del básico en su proyecto de Censo 2020, lo que las organizaciones consideraron discriminatorio porque no todas las personas en esta condición serían contadas. Después de una consulta y las pruebas piloto, el Inegi anunció este lunes que el tema se queda en ambos cuestionarios.

Las organizaciones civiles aplaudieron el anuncio, al que consideran un logro de la sociedad civil, que pugnó en todos los foros porque no desapareciera la discapacidad en el cuestionario básico.

Además de las organizaciones, organismos autónomos defensores de derechos humanos e incluso la Comisión Permanente del Congreso exhortaron al Instituto a reconsiderar su decisión, que en un principio justificó como un “cambio metodológico”. Entre ellos la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, que manifestó su preocupación en abril de 2018 por esta exclusión, que calificó como un retroceso en la recopilación precisa sobre el número de personas con discapacidad que viven en México.

En diciembre de 2017 el Inegi realizó una consulta sobre el diseño del Censo 2020 y durante 2018 realizó las pruebas piloto para su levantamiento, tras lo cual, durante una reunión con las organizaciones, les anunció que la pregunta sobre discapacidad permanecerá en ambos cuestionarios.

La importancia de que el tema aparezca en ambos radica en su alcance, explicó a este medio Taide Buenfil, presidenta de la Asamblea Consultiva del Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad (Conadis). Mientras el cuestionario básico tiene el alcance de un censo -es decir, que se aplica en cada casa del país-, el cuestionario ampliado es una muestra representativa.

No obstante, el Inegi indicó a Animal Político que su efectiva realización dependerá del presupuesto que el Congreso le apruebe para el año 2020. Esta reserva del Instituto ocurre en el contexto de diversos recortes presupuestales que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha aplicado a programas y proyectos de corte social.

Al respecto, Taide Buenfil aseguró que el Instituto ha mostrado “toda la voluntad política” para llevarlo a cabo pero requiere que el Congreso apruebe los recursos solicitados, de lo contrario se ponen en riesgo mecanismos que permiten tener información precisa para la creación de políticas públicas.

Tomado de Animal Político

 

Comparte