cenejyd

Equipo de derechos humanos se reúne con víctimas de desalojos forzados del pueblo mapuche en Chile

Un equipo de la Oficina Regional de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos viajó esta semana a la Araucanía, en el sur de Chile, para reunirse con numerosas víctimas y testigos de los desalojos forzados de integrantes del pueblo indígena mapuche ocurridos recientemente.

Además de los desahucios, en la región se han producido enfrentamientos entre integrantes del pueblo mapuche y los carabineros, incendios de distinta índole y ocupaciones de recintos públicos. Los mapuche han sufrido asimismo expresiones de odio, discriminación racial y violencia por parte de civiles.

La visita técnica de tres días -que abarcó las ciudades de Temuco, Angol, Nueva Imperial y Victoria- tuvo el objetivo de recopilar antecedentes sobre la situación en la zona y continuar su seguimiento a las huelgas de hambre que mantienen varios comuneros indígenas mapuche privados de la libertad.

La delegación estuvo en el hospital de Nueva Imperial, recintos penitenciarios de Angol y Temuco, y habló con varios de los huelguistas y sus representantes, así como con autoridades de Gendarmería de Chile.

El equipo obtuvo información sobre los desalojos forzados de municipalidades sucedidos los primeros días de agosto, durante los cuales se denunció uso excesivo o innecesario de la fuerza y discriminación racial.

Conversación con los mandos locales

La agenda de los representantes de la ONU incluyó encuentros con los altos mandos regionales de Carabineros de Chile y su sección regional de Derechos Humanos, para conversar sobre su actuación en los desalojos, los protocolos y los procedimientos policiales.

Otros interlocutores fueron los representantes de la agrupación de sectores productivos Multigremial de la Araucanía, quienes compartieron sus preocupaciones sobre violencia contra civiles y la falta de acceso a la justicia y reparación a los productores que han sufrido daños.

La delegación se reunió además con autoridades locales, representantes de la Iglesia, del Colegio Médico y de organizaciones de la sociedad civil.

El representante en América del Sur de ONU Derechos Humanos, Jan Jarab, indicó que la visita formó parte de la interlocución permanente de su Oficina con autoridades, sociedad civil, autoridades tradicionales mapuche y otros actores sobre la situación de derechos humanos en la Araucanía.

Jarab reiteró el apoyo de la Oficina de las naciones Unidas a todos los sectores en la búsqueda de soluciones mediante el diálogo participativo y recordó que las normas internacionales de derechos humanos “ofrecen una hoja de ruta para avanzar hacia un entendimiento profundo y urgente, necesario para todas las personas que habitan la región”.

 

Tomado de ONU Noticias

Comparte