cenejyd

Cascos azules españoles garantizan paz y seguridad en Líbano, en medio de la pandemia

Miles de efectivos de mantenimiento de paz de la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano (UNIFIL) , como el teniente español Jorge Tejada, contribuyen a diario a consolidar la paz y la estabilidad en el sur del Líbano desde 2006.

Su unidad de patrulla opera diariamente alrededor de la localidad de Marjayún, a lo largo de la frontera entre Líbano e Israel en la denominada Línea Azul y en resto de su área de responsabilidad de 78 kilómetros cuadrados, asegurando la estabilidad en la zona.

“Hay muchos factores que debemos tener en cuenta cuando patrullamos, y muchas actividades y acontecimientos que deben ser comunicados”, dice. “Además de esto, también informamos sobre continuos bloqueos de carretera y puntos de alto riesgo identificados en el terreno, donde podrían ocurrir incidentes”.

Jorge Tejada se unió a la misión hace nueve meses. Su trabajo y el de sus colegas resulta vital para reforzar la colaboración con las Fuerzas Armadas Libanesas (LAF), ya que en ocasiones trabajan conjuntamente; llegando a realizar unas 300 patrullas semanales coordinadas a lo largo de la Línea Azul para garantizar que no se perpetren irregularidades.

“Cuando patrullamos por nuestra cuenta o con las LAF, usualmente pasamos por algunos puntos que se consideran puntos calientes por estar muy cerca de la Línea Azul; por ello seguimos monitoreando esos espacios diariamente para evitar cualquier tipo de incidente o tensión entre Líbano e Israel “, explica Tejada.

Para Tejada, la divulgación y sensibilización sobre la Línea Azul a las comunidades locales también es una parte esencial de sus actividades operativas.

“Por citar algún ejemplo”, agrega, “a veces nos encontramos con pastores que caminan cerca de la Línea Azul y tenemos que mantener los ojos bien abiertos, hablar con ellos y aconsejarles sobre sus movimientos para que no la crucen. ”

Mientras patrullan, un pastor de la zona pasea con su rebaño. El teniente Tejada aprovecha esta oportunidad para conversar con él y discutir sobre la situación en el pueblo.

“Estamos muy contentos de que estén patrullando esta zona. Les agradecemos a usted y a sus unidades la comunicación constante con nosotros cuando caminamos cerca de la Línea Azul”, insiste este vecino.

Implementación de la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad

Las patrullas diarias realizadas por estos militares españoles tanto a pie como en vehículo en coordinación con el Ejército Libanés, son el componente más visible y vital del mandato de la Fuerza Provisional en el sur del Líbano.

Estas actividades suponen una parte esencial de la implementación de la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU.

“Las actividades rutinarias de nuestro operativo que incluyen patrullas diarias son imprescindibles para garantizar la paz y la seguridad dentro de nuestra área de operaciones”, agrega el teniente.

Como uno de los 45 países que aportan contingentes a la Fuerza, el contingente español tiene más de 600 efectivos de mantenimiento de la paz involucrados en Líbano. Las fuerzas de paz serbias y salvadoreñas también están integradas en su contingente desplegado en tres puestos de la ONU en el distrito de Marjayún, en el sureste de Líbano.

 

Tomado de ONU Noticias

Comparte