Bachelet llama a combatir desigualdad en informe de derechos humanos

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, instó hoy aquí a los Estados a tomar medidas enérgicas contra las desigualdades, las cuales afectan a la población en varias naciones como Venezuela, Sudán, Haití, Francia y Nicaragua.

Al presentar su informe anual en la 40 sesión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, la expresidenta de Chile advirtió sobre la amenaza que representa la creciente desigualdad global sobre los ingresos, las riquezas y el acceso a los recursos y la justicia.

Bachelet señaló que se han hecho esfuerzos para defender los derechos humanos cuando el mundo enfrenta muchos desafíos: la amenaza del cambio climático, el sufrimiento civil en los conflictos armados, desplazamiento, xenofobia, desempleo, el discurso del odio, pero sobre todo y en lo que centró su declaración, las desigualdades.

En Venezuela, por ejemplo, las “violaciones de los derechos civiles y políticos” bajo el régimen chavista, incluyendo la falta de respeto a las libertades fundamentales y a la independencia de instituciones clave, acentúan la desigualdad y empeoran las condiciones económicas y sociales, indicó.

La titular de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos de igual forma se alineó con los que rechazan la presión internacional sobre la nación sudamericana, donde “la situación ha sido exacerbada por las sanciones” impuestas.

Bachelet, quien ha sido criticada por no condenar abiertamente al presidente Nicolás Maduro, coincide con el régimen de ese país al señalar que las sanciones le impiden acceder a créditos internacionales y bloquean el dinero, y eso no permite importar productos básicos y medicinas para la población.

Para Bachelet, lo que sucede en Venezuela es una espiral, en la que las dificultades económicas y sociales general protestas, y éstas a su vez dan lugar a actos de represión y a mayores violaciones de los derechos civiles y políticos.

“Esta situación se ha visto agravada por sanciones, y la resultante crisis política, económica, social e institucional es alarmante. El número sin precedentes de venezolanos forzados a dejar sus hogares y su país también tiene serias consecuencias en la región”, señaló.

Anunció que discutirá la situación de los derechos humanos en Venezuela el próximo 20 de marzo con otras naciones.

En su informe repasó también brevemente la situación en Haití, Sudán, Francia y Nicaragua, donde la población sale a las calles a protestar contra sus gobiernos, en demanda de mejores condiciones de vida, igualdad, pero se enfrentan con el “uso excesivo de la fuerza, detenciones arbitrarias, torturas incluso ejecuciones extrajudiciales.”

En Sudán, las fuerzas de seguridad han dispersado con violencia a quienes protestan por las duras condiciones económicas y el mal gobierno en los últimos meses, incluso dentro de hospitales, mezquitas y universidades.

Ante tal situación, subrayó, pedimos reformas rápidas y significativas para combatir la corrupción, abrir el espacio cívico y permitir un diálogo inclusivo y una mayor participación de las personas en la toma de decisiones.

Las protestas también estallaron en Haití el mes pasado por el aumento de los precios de los alientos y la corrupción, dejando 41 muertos y 100 heridos. Según Bachelet, debe ser esencial garantizar la rendición de cuentas, incluidos los supuestos casos de uso excesivo de violencia por parte de la policía y un diálogo constructivo.

Mientras en Francia, los “chalecos amarillos” protestan desde noviembre pasado por lo que consideran una exclusión de los derechos económicos y la participación en los asuntos públicos. Alentamos al gobierno al diálogo y a que se indaguen los casos denunciados de uso excesivo de la fuerza.

En el contexto de la grave crisis social y política en Nicaragua, la reanudación del diálogo nacional podría ser un paso significativo para abordar los problemas en ese país, como la persecución de voces disidentes y la represión de la libertad de prensa, medidas de austeridad y desempleo.

La presidenta de Chile de 2006 a 2010 y reelecta para un segundo periodo de 2014 a 2018, criticó asimismo a Israel por el bloque en la franja de Gaza y lamentó que haya ignorado un informe del Consejo de Derechos Humanos de la ONU “sin abordar ninguna de las cuestiones muy serias planeadas”.

Según ese informe dado a conocer la semana pasada, las fuerzas de seguridad israelíes podrían haber cometido crímenes de guerra y de lesa humanidad mientras respondían a protestas palestinas en Gaza el año pasado.

 

Tomado de Notimex

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *